El evento académico organizado por el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz se desarrollará en paralelo a la FICAD, entre el 20 y 26 de julio.

La Bienal Internacional de Arquitectura de Santa Cruz (BASC) se adapta y se transforma. Por ello, será la primera Bienal de arquitectura virtual de América, que se desarrollará entre el 20 y 26 de julio, de forma paralela con la Feria Internacional de la Construcción, Arquitectura y Diseño (FICAD).

El nuevo escenario que nos plantea la existencia del coronavirus a nivel global, ha forzado a replantearse cambios de distinta índole. Y no fue la excepción el evento académico organizado por el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz, que debía desarrollarse en los últimos días de marzo.

Con la muestra fotográfica “Retorno a los orígenes”, que se abrió desde el 3 de marzo en el área externa de la Manzana Uno Espacio de Arte, y la recepción de un centenar de trabajos en el concurso Gran Bienal 2020 en sus cinco categorías, la programación vuelve a ponerse en marcha, pero a través de una plataforma digital que incluirá circuitos para recorrer el Pabellón Bienal y asistir a las conferencias magistrales con expertos internacionales.

Los organizadores plantearon para esta séptima edición reflexionar sobre el “Retorno a los orígenes”; es decir, poner en la mesa de debate el tema de la importancia de hacer una revisión introspectiva sobre la esencia del espacio y de las ciudades desde el contexto global, pero enlazados con el saber local.

“Esta nueva situación mundial nos obliga a acelerar aquello… ver que más allá de una crisis sanitaria hay una necesidad de entendernos como sociedad desde lo particular en un contexto globalizado”, enfatiza Ernesto Urzagasti, director de la BASC.

De esta manera, la Bienal asume el reto y se reconfigura como un espacio virtual, que no cambia en cuanto a sus objetivos básicos, como es el generar espacios de análisis y discusión de la arquitectura y el hábitat humano en Bolivia y Latinoamérica.